Teléfonos: (55) 30043565 - (55) 30043564 - (55) 11077036 info@itecsa.net

Gabriel Luna Sandoval, investigador de la Universidad Estatal de Sonora, dice que la celda diseñada puede abastecer de gas a un hogar con cuatro personas. El desarrollo está patentado El doctor Gabriel Luna Sandoval, investigador de la Universidad Estatal de Sonora (UES), inventó y patentó una celda o herramienta de electrólisis capaz de obtener hidrógeno para combustible a partir de orina humana, la cual tiene agua y sales como la urea, con las cuales se obtiene el hidrógeno.

El gas de hidrógeno extraído de esta celda sirve para encender estufas, pero también para generar energía eléctrica, como demostró el ingeniero Luna Sandoval en el Foro Internacional de Talento Mexicano Innovation Match 2016. El objetivo del científico mexicano es fundar una empresa de base tecnológica que sea la encargada de comercializar este invento.

La celda, con electrodos de 20 centímetros cuadrados, se llenaría con la orina de uno o dos adultos y con esta carga podría abastecer las necesidades de gas de un hogar de cuatro personas durante una semana. Se pueden producir alrededor de 563 mililitros de hidrógeno por minuto, lo cual sería suficiente para hacer el desayuno, la comida y la cena en un hogar de cuatro personas. Además alcanzaría para calentar el agua para que toda la familia se bañe.

“La celda tiene dos electrodos, que transmiten carga eléctrica positiva y negativa. Al momento de encenderla provocamos el proceso electroquímico de hidrólisis. En ese momento, la molécula de la urea, que está presente en la orina, y la molécula del agua se mezclan y tenemos la capacidad de romperla para obtener seis moléculas de hidrógeno y dos moléculas de oxígeno. Así recuperamos el hidrógeno en forma de gas y lo llevamos a una estufa”, explicó el científico originario de San Luis Río Colorado, Sonora, quien cursó la carrera de Ingeniero Mecánico en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

Un aspecto que le da valor adicional a su invento es que la energía eléctrica con la que inicia el proceso y se encienden los electrodos es energía fotovoltaica que proviene del sol, y es convertida en electricidad por paneles solares. La energía que se capta durante el día puede ser almacenada en una batería para cuando se quieran encender los electrodos y producir más gas.

“Actualmente estamos trabajando con 12 volts para todo el circuito, esto alimenta a los electrodos y a otros sensores que se usan en el equipo”, indicó Luna Sandoval, quien, como becario del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) obtuvo el grado de Doctor en Ingeniería Mecánica en el Instituto Politécnico Nacional. También realizó una estancia de Doctorado en Energías Renovables para Aplicaciones Espaciales en la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) en Barcelona.

ELECTRICIDAD DE UREA. Además de que el hidrógeno extraído de la orina puede ser usado para encender una estufa, también puede ser usado como combustible para un motor generador de electricidad en lugar de gasolina. Este procedimiento requiere usar un generador con motor de combustión interna. Hasta ahora se han hecho pruebas con un generador de cinco kilowatts.

El doctor Gabriel Luna Sandoval ha dirigido durante 4 años un equipo de investigadores en Energías Renovables en la Universidad Estatal de Sonora. Desarrolla proyectos de investigación en la Unidad Académica San Luis de UES, asimismo en investigaciones con universidades internacionales como el Instituto de Técnicas Energéticas (Inte) de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) en Barcelona, España, y es asesor Internacional del ICAT de la Universidad de Selçuk en Turquía, y del ICEE del International Network on Engineering Education & Research.

Fuente: www.cartademexico.com

 

Otros Productos

Follow Us Social networks

ITECSA México

contact2 whatsapp2cdmx

Date de alta en nuestro Newsletter

Terms and Conditions